2/28/2017

- El tiempo pasa y una vez más, arrasa con todo



Este tiempo estuve muy pensativa. Creo que el echo de que haga muchísimo calor afuera y yo no tenga nada que hacer influye un poco mucho en esto. Aunque estoy aburrida, cansada, harta de este verano infernal, sé que tengo que aprovechar estos días (casi un mes, bue) sin hacer nada porque cuando empiece la facultad ya no voy a tener ni tiempo de respirar. También debería conseguir trabajo, pero con el calor que hace afuera... me es imposible. Sí, soy una limada.

El año pasado me sirvió mucho para reflexionar, pensar sobre mí. Me sirvió bastante porque aprendí cosas muy útiles. Aprendí a valorarme un poco más a mí misma, a querer cambiar, me sirvió a superar cosas que yo jamás pensé que iba a superar. Me sirvió, inclusive, para probarme a mí como estudiante. Quedarme toda la noche estudiando, ir al colegio sin haber dormido nada, estrés, nervios... creo que todo eso fue útil, creo que todo eso me introdujo a la vida universitaria. Y por un momento me pregunté qué me costaba hacer eso antes de repetir, cuando debía rendir las materias de cuarto. Quizás si yo hubiera hecho eso, no hubiera repetido.

Sí, repetir es algo que con el tiempo "superé". O por lo menos no duele como dolía antes. Mejor dicho, no duele. Pero me hace pensar. Y todo esto viene a que en el último tiempo estoy fija en Nicolás. Ya saben la historia, y no la voy a volver a contar porque en seis meses se cumplen dos años desde que estuvimos juntos, y quedo peor de lo que estoy al no poder superar un carajo. Tal vez si yo no hubiera repetido, le hubiese podido mostrar otra imagen a Nicolás. ¿Quién sabe?

Algunas veces desearía tener esa personalidad que muchas chicas tienen. Ser seductora. Ser atractiva para los demás. Alguna especie de medusa o algo así. Lo de Nicolás fue como un consuelo que se convirtió en prácticamente muerte porque mi autoestima cayó de menos mil a menos tres mil.

Me doy vergüenza ajena porque es tan idiota seguir con esto después de un año y medio. Pero bueno, sigo así. Ojalá pudiera volver a esos tiempos y dar otra imagen. Ojalá pudiera tener otra imagen ahora.

Me da mucha bronca su compañera de facultad (que ahora volví a la idea de que le gusta). Me da bronca hasta su ex (que, por cierto, ya anda con otro). Y siento que si quisiera, o si pudiera, sería mucho mejor que ambas. Tal vez ese es el pensamiento que me hace sentir mal. O tal vez debería dejar un poco de pensar en él y centrarme en justamente ser mejor.

No hay comentarios: