1/28/2017

- Ya no importa recordar que te quise sin piedad



No entiendo. No entiendo qué pasó ni cómo. No entiendo por qué actúa de esta forma. Le quise dar todo... prácticamente le di todo de mí, y ahora que me resigno a dejarlo ir, aparece de esta forma tan... tan estúpida. Otra vez aparecen preguntas en mi mente, preguntas que ya había superado. Preguntas que ya había olvidado. Ya me había resignado vivir sin aquellas preguntas sin resolver. Y llega otra vez solo para causarme quilombo en mi cabeza. Para arruinarme más, porque es para lo único que sirve: para arruinar cosas.

Me había resignado a no dormir una vez que se hicieron las tres de la madrugada. Desvelada, me puse a escuchar música pensando, imaginando, invocando a Nico una vez más. Como cada noche. Su foto en mi celular y una canción tratando de recrear el momento en que fue a verme a mi habitación, en Bariloche. Y de repente, por una casualidad del destino, me aparece una notificación en la pantalla de bloqueo, una notificación de instagram. Una que me decía que Ian me había comenzado a seguir.

No sé qué pasó por mi cabeza en ese momento, probablemente nada. Quedé en shock porque no sabía cómo había hecho él para encontrarme. El instagram era relativamente nuevo, y nunca jamás le pasé una cuenta mía a él. Lo tengo bloqueado en facebook, en snapchat también (además desinstalé la aplicación), en whatsapp no lo tengo y él a mí tampoco dado que cambié de número, y en twitter nunca lo seguí, nunca se lo pasé y él tampoco. Además lo tengo bloqueado. A él y a su novia. No sé cómo hizo para seguirme en instagram. Mucho menos sé el por qué.

Yo ya sabía que él y su flamante pareja están en el apogeo de su amor, que están muy felices juntos y que se quieren. Lo sabía. Y cuando me siguió, después de varios minutos de sorpresa y de repetirme la típica pregunta (¿Por qué me sigue si él está feliz con su novia?), quise stalkearlo. La única foto que subió era de él con su novia y un pie de foto súper extenso en el cual resaltaba que ella le había devuelto su seguridad y otras cosas hiper profundas. Que su vida cambió cuando la conoció, que no sé qué más, lo que me llevó a preguntarme si no me había seguido solo para refregarme en la cara lo feliz que es, lo bien qué le hace.

Esto fue a las cuatro de la mañana. Después de una hora, lo bloqueé. Lo bloqueé porque supe que no me iba a aportar nada bueno. No sé qué intenta hacer, pero duele. Lo admito. Él duele mucho. Y sí, estuve llorando. Me la pasé todo el día pensando. Ahora, a pesar de haber pasado doce horas, no puedo dejar de pensar en eso, en él, en lo que intenta hacer. Estoy triste. Estoy desanimada. Porque me confunde. Porque una vez que intento pasar la página, se aparece como si nada, tan descaradamente. Súper descaradamente porque no tenemos amigos en común prácticamente. ¿Qué quería hacer? ¿A dónde quería llegar?

Un poco de las viejas preguntas. Antes que nada... sí, lo admito. Lo extrañaba. Pero no quería que esto pasara. Solamente me imaginaba en mi mente otra cosa, pero aprendí a vivir con la idea de que jamás iba a pasar, que jamás iba a reaccionar cómo yo pienso, cómo yo espero. Cómo yo quiero. Y ahí está la cosa. ¿Cómo quiero que reaccione? Ya no me conforma nada porque ya no quiero nada de él. ¿Qué es lo que quiere de mí? ¿Por qué hace esto? ¿Alguna vez me quiso?

Siempre pensé en mandarle un mensaje por instagram y preguntarle qué es lo que quiere. Yo pensé que esto quedaba en el pasado, que esto ya no era una posibilidad. Pero me confunde tanto. O sea... es que no sé, es todo muy complejo. ¿Por qué sigue haciéndome esto? Yo ya no lo busqué, yo ya no le hablé más. Respeté su espacio, su relación. ¿Por qué él no puede respetarme a mí? Si no me quiere, si por mí no siente nada, si tiene a otra. ¿De qué mierda le sirvo yo? Encima que soy más inestable, más imperfecta... y su novia parece ser una especie de novia perfecta. Y él la quiere, y ella a él también. Y yo también lo quiero. Por eso sé que está mejor con ella. Y me resigno a soltarlo, a olvidarlo, a superarlo aunque piense en él. Es que pienso en él, pero no lo estorbo, no me meto en su camino o en sus decisiones, en su relación. Y sí, solamente me siguió en instagram, pero... yo nunca le pasé mi instagram, yo nunca le dije nada. Lo bloqueé de todos lados para que esto no pasara...

Intento sacarmelo de la cabeza, pero no puedo. Me cuesta. Quisiera que fuera sincero, honesto, que dejara el orgullo de lado y me explicara por una vez en su vida qué es lo que le pasa conmigo. ¿No se dio cuenta que ya no quiero nada de él? Pensé que era muy obvio, pensé que lo habíamos dejado en claro. Debería haber sido obvio con todos los bloqueos que le mandé.

En fin. Ya me resigné a que Ian se pose en mi mente por el resto del día.

"And who you think you are?
running round leaving scars
collecting your jar of hearts
and tearing love apart
you're gonna catch a cold
from the ice inside your soul
so don't come back for me,
don't come back at all..."

No hay comentarios: