1/18/2017

- Nunca entendí







Han pasado pocos meses desde que juré olvidarte,

debo admitir que ha dolido bastante

romper tu recuerdo y dejarte.

He pasado por muchos duelos y lágrimas,

he llegado hasta sentir lástima

por mi alma que lloraba por vos.

Han pasado noches y días

en las que dejar de pensar no podía.

Me dedicaba a enojarme por conmigo misma.

Sin duda estos meses han pasado

y con los restos de tu ser han arrasado.

Ya no tengo nada de vos.


Sin embargo me gusta pensarte,

me gusta recordarte,

y con conversaciones viejas, asesinarme.

Tranquilo, es una especie de recordatorio

para saber que estuviste aquí

y me destruiste porque sí.

No quiero volver a sufrir,

no quiero volver a sentir

algo así por alguien.

Soy necia, quizás tonta

pero no volveré.

Y no vuelvo porque me pregunto

todas esas incógnitas de tu mundo

que no pude entender.

Es que no te entendí

y quizás por eso te perdí.

Y aun hoy no logro saber

por qué te dí

todo lo que te dí.


Nunca entendí cómo amar

a una persona cuando no das para más.

Nunca entendí cómo comprender,

cómo esperar y cómo superar

cuando estoy en busca de significar

algo en tu vida, en tu corazón.

(Siempre yo metiendo presión).

Nunca entendí a querer tu ausencia,

nunca entendí cómo amigarme con tu complicada escencia.

Nunca entendí cómo dejarte ir.


Nunca entendí cómo pasé estos meses

sin dejar de ver tu rostro entre el café mañanero.

Nunca entendí cómo caí en tus palabras aquel enero

y con piropos exagerados, me dejaste sin aliento.

Nunca entendí cómo me quisiste.

En realidad nunca entendí si en realidad lo hiciste.

Es que me abandonaste.

Sola me dejaste.

Y nunca entendí el motivo verdadero.


Me decían que todo pasa,

que cada herida, junto al tiempo, sana.

Me decían que no me preocupara.

Me decía que sí, me decía que no.

Me decía que otra vez debía pedir perdón.

Pero nada bastó.

Nada fue suficiente para vos...


Hice todo para que te quedaras

y me abandonaste por otra rosa.

Y nunca entendí si en realidad fue mi culpa

o simplemente buscabas otra cosa.


Nunca entendí cómo decir "Adiós".

No hay comentarios: