12/04/2016

-Me sentí intocable...



Últimamente estoy triste. Bah, no triste. Melancólica es la palabra. Sí, últimamente estuve melancólica. Por pibito. Nicolás, el de una noche. Este blog seguro lo recuerda un montón, a pesar de que hace mucho (o por lo menos a mí me parece que fue hace mucho tiempo) que no escribo sobre él.

Empezó la facultad este año y conoció a una chica. Desde entonces que la retuitea y le favea cosas en tuiter, inclusive fotos de ellas. Y en instagram le pone me gusta a fotos viejísimas, de cuando ni se conocían. Buscando opiniones, mucha gente dijo que probablemente a él le gusta o quiere algo con ella. Y eso, al pensarlo tal y cómo lo estoy pensando ahora, me pone triste.

A veces soy histérica y poco racional, pero en esta situación intenté serme lo más sincera posible. Quiero a un chico como Nico, siento que ningún otro chico me va a gustar porque no es cómo él. Así de tímido y hasta físicamente cómo es él. Y probablemente haya chicos más lindos y que me traten mejor, pero es así. Y desde que me empezó a gustar Nicolás (o mejor dicho, desde que no pude superarlo) supe que no iba a tener ni una oportunidad con él. Por eso intenté ser lo más racional posible. Lo más sincera, como dije antes. Y decir "yo con él no quiero nada ya".

Esta chica le gusta. Sé que es demasiado infantil y enfermizo dejarle mensajes amenazantes, pero supongo que es una forma de canalizar mis sentimientos. Y no, no es una justificación. Sé que estoy siendo hiper tóxica, que estoy haciendo el mal y disfrutando de ello, cosa que siempre critico. Pero tengo un nudo en el pecho que no sé cómo sacarlo.

Siempre pensé que estaría buena alguna oportunidad del destino para volvernos a ver la cara, una vez aunque sea. Pero no sé si es tan bueno como parece. No es buena idea. Espero que el año que viene, cuando empiece la facultad, pueda superar un poco esta situación. Porque pibito y esta chica no van a tardar en formalizarse. Y sé que me va a doler.

Cada vez que la stalkeo, siendo un dolor de panza. Sé que no debería hacerlo, pero lo hago. Me enrollo en eso. Deseo el mal. Estoy haciendo las cosas mal, lo sé. Pero bueno. No tengo otra cosa para hacer. Por ahora estoy atrapada en esto, estoy enfrascada en esto. Pierdo la concentración rápido y eso hace que mis pensamientos se vayan a él. Se concentren en él. Y él no piensa en mí. Él ni debe acordar ya de la noche que pasamos juntos.

Pasó tan rápido. Algunas veces desearía tener una máquina del tiempo para modificar todo. El simple pensamiento de que alguien lo pueda tener como yo lo tuve por dentro me destruye cada día más.

Esa es una de las cosas que tengo que aprender: superar.

No hay comentarios: