9/27/2016

- Cuando la otra no es otra más que yo

Resultado de imagen para gifs tumblr lágrimas


Es raro toda esta situación. Llegué, me recibiste, me abriste tus brazos y de repente me echaste. Me empujaste. Me lanzaste a ese agujero negro, temido, que se llama olvido. Llegué y me fui. Rápido pero lento. Lento pero rápido. Pensé que había confianza entre nosotros, pensé que había amor o un poco de cariño siquiera. Pero no, me equivoqué. Pasaste cuatro años hablándome, contándome tu peripecias, tus salidas nocturnas, tus temores y tus proyectos. Pasaste cuatro años haciéndome reír y riendo conmigo, festejandome los chistes y enojandote por los reclamos. Pasaste cuatro años siendo vos, siendo aquel que estaba presente en mi vida. Fuiste lo que yo quería, y no te buscaba. En ese momento no te buscaba. Nunca te busqué. Jamás pensé que te convertirías en esto que sos hoy.

Es super raro. Tal vez yo lo estoy haciendo peor. No lo sé. La realidad es que todavía sigo confundida por vos, todavía sigo recordando cada palabra, cada cariño, preguntando al cielo por qué. ¿Cómo? No entiendo al amor. No entiendo cuando debía aparecer. Pasamos tantas cosas, muchas cosas que van más allá de besos, caricias y pasión. Muchas más que una charla con la luna o un encuentro caliente con sábanas de intermediarios. Pasamos por muchas cosas, esto -lo de nosotros- no puede ser cualquier cosa. Tiene un nombre. ¿Cuál? Quiero saber qué es esto. Quiero saber qué era esto para vos. Quiero saber cómo llamas a esto, cómo me llamas a mí. ¿Qué es esto para vos? Charlar por años, vernos el alma y los sentimientos, saber cosas de mí, saber cosas de vos. Fingías amar a otra mientras hablabas conmigo, mientras yo veía lo que sentías y vos me ignorabas pero veías a la vez lo que pasaba por mí. ¿Cómo lo llamas? ¿Cómo lo llamo? Soy la única pensando en esto. El baile terminó y yo todavía no puedo superar que el salón esté vacío, que ya no haya nada tuyo y mío. Nada de lo que pasó durante tanto tiempo.

Es hiper hiper raro. Me lo estoy cuestionando todo el tiempo. Si debí creerte, si no debí... Me dejé llevar por tonterías que ni siquiera me hacían feliz, todo porque comenzaba a quererte y jamás había querido como cuando te quise a vos. Nunca. Y por eso quise saber lo que era el amor. Y hoy para mí el amor no es nada porque esto que yo creía amor en realidad, para vos, no significo más que un juego. Tanto decías que me querías, tanto decías que yo te importaba. A pesar de lo que demostrabas, yo prefería creer y me quedaba. Me quedaba porque creí, porque creí que nunca nadie me había querido como vos me querés a mí. Nunca fui importante para nadie, pero ahí estabas vos, dispuesto a darme todo el cariño que me hacía sentir igual a los demás. Que me hacía sentir bien. Vos me lo entregabas o por lo menos fingías hacerlo. No sé qué pasó, no sé lo que ocurrió. No sé qué fue lo que arrastró con todo esto. En un segundo te convertiste en un tornado y arrasaste conmigo... arrasaste con todo sin siquiera importarte. En cuatro años lo poco que habíamos construido estaba hecho trizas. Y yo en el suelo, llorando, tratando de cuidar mi corazoncito solo y aplastado que tantas veces intenté arreglar solo por vos, solo para seguir creyendo que vos me querías, solo para encontrarle un lugar en este mundo. Mi corazoncito, el que arriesgué ciegamente poniéndolo entre tus brazos, pensando que éstos jamás temblarían. Hasta que viste a alguien más, hasta que viste a otra. Hasta que viste que esa otra era más capaz, más linda, más estable emocionalmente. Que era capaz de cuidarte. Abriste los brazos y mi corazón se desplomó en el suelo, rompiéndose otra vez. Una vez más. La última vez.

Hoy ya no puedo repararlo. Hoy estoy intentando. Intentando olvidarlo, superarlo. Superar estos cuatro años, pensando, recordando cómo comenzó todo. Desearía no haber respondido nunca aquel mensaje de noche de noviembre. Desearía no haberte entregado mis minutos, mis palabras, mis tipeos. Desearía que no hubieras entrado nunca en mi vida. No es resentimiento. A pesar de que digan que las cosas malas sirven de enseñanza, creo que había maneras menos dolorosas de enseñar algo. Podría haber aprendido con algo más suave, con algo que no fuera tan duro como esto. Y tuvo que ser con esto, con vos. Ver como todo lo que creí posible se convirtió en una fantasía, viendo como todas esas cosas que me decías que no podías hacer en realidad no podías hacerlas conmigo, pero sí con otra. Viendo como una vez más me pongo a escribir y a pensar en vos, en todo lo que alguna vez fuimos y que ya no existe. Viendo todas esas mentiras absurdas que me crecí. Viendo como otra vez me convertí en la otra.

9/12/2016

- "Linda cuando lloras"

 
"Linda cuando lloras"
Lana Del Rey

Todas las estrellas bonitas brillan por vos, mi amor.
¿Soy la chica que soñaste?
Todas esas veces en las que dijiste que era tu chica,
me hacías sentir como todo tu mundo.

Esperaré por vos, nene.
Es todo lo que hago, nene.
Nunca venís, nene.
Nunca lo haces.

Porque soy linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.

Todas esos momentos especiales que pasé con vos, mi amor,
no significan nada comparado con todas tus drogas.
Pero realmente no me importa, tengo mucho más que eso
como mis recuerdos, yo no necesito eso.

Yo te esperaré, nene.
Y vos no venís, nene.
Nunca lo haces, nene.
Eso es lo que haces.

Porque soy linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.

No digas que me necesitas cuando
te vas y me abandonas otra vez.
Soy más fuerte que todos mis hombres
a excepción de vos.

No digas que me necesitas aquí,
nos dejas, me estás abandonado.
No puedo hacerlo, yo no puedo hacerlo,
pero vos lo haces bien.

Porque soy linda cuando lloro.
Soy linda cuando lloro.
Linda cuando lloro.
Soy linda cuando lloro.

Linda cuando lloro.
Soy linda cuando lloro.
Soy linda cuando lloro.
Soy linda cuando lloro.

9/08/2016

- Cambios



Si pudiera volver al pasado cambiaría muchísimas cosas. Por ahí son cosas que considero que no hice tan mal, simplemente las desviaría por otro camino. No creo que haya tomado el camino correcto. Creo que iba bien hasta un cierto punto, luego me descarrilé por completo. Y en esto me hace pensar Nico. Él saca este lado de mí.

Cuando volví de Bariloche, me sentía una chica normal. Es raro que me sintiera así solo por perder la virginidad, solo por haberme comido muchos pibes. Por un momento pensé que mi vida mejoraría, que Pibito me buscaría. Me sentía distinta. Pero no. En el hotel lo busqué y él no quiso hablarme ni verme. Me ignoró. Un mes después le envié un mensaje, un mes exacto. Y él no me contestó, solo se limitó a clavarme el visto. Y yo me quedé dura. No sé si estaba dura por el pedo que tenía o porque estaba cayendo en lo que significa escribir un mensaje en pedo que diga "nos veamos y nos besemos" por más que sea una especie de chiste.

Al principio sí, volví con un poco de mayor autoestima. El hecho de que al principio pensé que podía llegar a estar embarazada me hacía sentirme normal también. Me sentí en esa burbuja de normalidad, no me sentí el bicho raro y fracasado que soy. Pero los meses siguieron pasando. Nico no me hablaba, no me decía nada, ni siquiera parecía haberme agendado. Yo parecía recuperar ese mal estar que sentía antes, un mal estar que aumentaba acorde los días pasaban. Al igual que los celos cuando veía sus fotos con amigas o sus retuits con su ex o demás otras cosas. Entonces siempre me pregunté qué podría haber hecho para poder ser lo que él estaba buscando. Qué podría haber cambiado, cómo podría haber sido para que Pibito me mirara para algo más.

Podría haber dicho que me gustaban Los Piojos. Podría haber usado otra ropa interior, haber sido más limpia, tener un olor a fresa en la piel y más actitud. Podría haber dicho o actuado de otra forma, más atrevida y cariñosa a la vez, haberle demostrado un poco de mi "inteligencia" o algo más... Y si él me mirara, no servía de nada que yo estuviera en la escuela pública, habiendo repetido. Entonces me remonto a tiempos pasados para evitar haber repetido.

La única razón por la que quiero volver a Bariloche es por eso, por Nicolás. Es por eso que envidio a cada gente que se va de viaje de egresados a allá. Por eso, porque cuando a mí me tocaba irme, al otro día Pibito se iba para cruzarnos en una habitación del hotel y tener una noche juntos, una noche que desearía que hubiese sido distinta. Hablando de Bariloche, Expibito se va mañana y yo no tengo ganas de abrir ninguna red social por eso. A la vez tengo ganas, curiosidad. A la vez quiero cerrar los ojos y dormir, soñar con él.

Cuando pienso en Nico, en lo que podría haber sido y lo que no, retrocedo un año. Luego a otro. Y luego a otro. No sé cuándo me convertí en esto. No lo sé.

Recuerdo cuando nos vinimos a vivir a Burzaco. Mis papás se separaron; mi mamá se fue a Longchamps y ahí fue cuando me cambié de colegio. ¿Hubiese sido la misma si seguía en Lanús? Es súper raro porque siempre estuve cerca de Nicolás. Es como si el destino hubiera metido mano. La metió para el orto, pero bueno. El primer año en Longchamps fue bastante duro. Nadie en el colegio me quería y no tenía casi ningún amigo. Al año siguiente me pasé a la mañana y fue diferente. Casi todos me querían incluir en sus grupos y mis compañeros decían que yo era re buena. Estoy segura que si hubiese seguido así, me hubieran elegido como mejor compañera. No sé por qué pero cambié, me convertí en una atention whore. Y ahí fue cuando mi vida se fue cayendo de a poquito.

Si pudiera volver al pasado, le diría a la Mariana del pasado que le diga que sí a Gonzalo, ese chico que le pidió ser la novia en sexto grado. Así tendría un poco de iniciación con respecto a los chicos en vez de ser la antisocial. Le diría que trate de juntarse con Agustina, esa chica que le ofreció un asiento cuando estaba sola. Le diría que se calle más, que no intente llamar la atención, que sea tranquila e intente adaptarse, integrarse a algo siendo callada pero divertida, siendo ubicada y haciéndose amar más y odiar menos. Le diría que reaccione positivamente a los intentos de sus padres a que se maquillara, a preocuparse por sus cicatrices y granos en su espalda y pecho, que no abandone el deporte e intente hacer otras cosas, que intente comprarse ropa mejor para ser más linda y sin vergüenza. Que en primero no se deje llevar e insulte a todos sus compañeros, que no se deje opacar por Leandro. Que no le de importancia. Que le diga que sí a Tute, ese chico un año mayor que se le tiró. Que baile con él en el cumple de Melina. Que no corte amistad con ella. Que en segundo le soporte las cosas a Ana y no la agarre de los pelos, que no se pelee con todo el mundo, que trate de ocultar su histeria y su mal humor. Que se preocupe por su higiene. Le diría que no se confíe del "amor" de Leandro porque no es lo que parece, que intente decirle a sus padres y hasta que se cambie de colegio. Le diría que en tercero no abandone guitarra ni canto, que se esmere por esas cosas, por saber de bandas nuevas y por ser auténtica. Que trate de ser más sociable, tener más amigos y empezar la acción católica. De tomar la iniciativa. De preocuparse aún más por su higiene y por su ropa. Que no se ocupe de llamar la atención de los demás ni tampoco del profesor. Que diga que sí cuando su padre le ofrezca irse a vivir a Capital. En cuarto le diría que otra vez se ocupe de su higiene, que arme su grupo de amigos y sea mejor con la gente. Que para sus quinces pida una rinoplastia o un iPhone y que cuide mejor sus cosas para no ser robada por los demás. Que no le siga la corriente a Ian, que vaya a la acción católica y empiece algo más. Que se esmere en hacer sus cosas, que remodele su habitación y considere la idea de avanzar con el maquillaje, el cuidado facial y el cuidado corporal. Que considere la opción de cambiarse de colegio. Le diría que se haga alisados, que cuide su pelo, que estudie. Que no repita. Que deje de soñar con Leandro. Que no le de pelota a Federico. Entonces seguiría ahí, siendo una chica normal, tal vez siendo mejor. Tal vez no sería la chica más linda del mundo, tal vez no sería la mejor, pero tendría una vida más equilibrada, una vida como la de los demás. Tal vez no se sentiría tan mal si no le hubiese dado tanta bolilla a su "depresión", mejor llamada tristeza adolescente, y no se hubiera dejado llevar por eso. Porque le diría que tiene tiempo, que aproveche aquellos valiosos años para arreglarse mejor, para vestirse mejor, para verse mejor. Para ser más linda y prepararse porque así yo podría decir otras cosas de mí.

Le podría decir a Nico que yo hice básquet y algún deporte más, y podría tocar una versión mejor de mi cuerpo, una deportista y sin cicatrices. Podría decirle a Nico que sé cantar y tocar la guitarra, y le podría haber cantado una parte de "Civilización" o de "Ando ganas". Le podría haber contado que me gusta el rock y la cumbia al mismo tiempo, que me gusta todo tipo de música. Le podría haber mostrado fotos de mis amigas, de cuando salgo a bailar, del UPD y de los perfiles del colegio. Le podría haber mostrado mis outfits, podría habérmelo encontrado al otro día y que él me vea linda. Podría haber visto algo más de mi. Una versión mejorada, algo atractivo. Podría haber sido una chica normal. Podría. Tal vez si todas esas cosas hubieran pasado, él se hubiese quedado conmigo.

9/06/2016

- Lo que podría (o no) ser.



Enamoramiento adolescente. ¿Vieron que forro es el enamoramiento adolescente? Te ilusiona, te maneja a su antojo y te destruye. Se lleva una parte de vos. Te ataca la mente y te invade el corazón, te hace sentir indefensa, te hace creer que no sos fuerte para nada. Pero sí sos fuerte si superas ese enamoramiento adolescente. Porque no hay nada peor que enamorarse de una persona y tener tantas dudas. Si aquello es real, si aquello durara para siempre, si es amor de verdad o son las hormonas. Saber si la otra persona te quiere o no. No sé, tantas cosas por las que preocuparse que no nos da el espacio suficiente para poder amar.

¿Y qué carajos pasa cuando amamos y no nos aman? ¡Qué mierda! Eso es lo peor del mundo. Porque en la adolescencia se exagera el dolor. Tu vida se derrumba cuando algo pequeño pasa. Nos hacemos problema por todo. Y que una persona no nos ame nos hace sentir tan incapaz de ser amados. El enamoramiento adolescente, qué enamoramiento de mierda. No sé cuál es el sentido de enamorarse siendo adolescente. No sé cuál es el sentido de enamorarse.

Ese es el tema del enamoramiento adolescente. Llega en un punto de tu vida que trata de convencerte que el amor no sirve para nada. Trata de convencerte que no tiene sentido amar y ser amado. Yo personalmente creo que hay dos clase de enamoramiento adolescente: los que la pasan bien y los que la pasan mal. A lo largo de mi vida vi personas que cambiaban de novio como cambiaban de bombacha. No lo sé, no lo entiendo. Yo no puedo amar más de una persona, y ese amor me dura mucho tiempo. Debe ser porque no sé soltar. El tema es que esas personas tienen algo especial. ¿Esperanza quizás? Algo para no engancharse en el pasado y seguir caminando, y volver a intentarlo con otras personas. Realmente admiro esa capacidad. Y es que el lado en el que la pasamos mal, el lado mío, propio, es el lado que queremos estar con una persona y pasan cosas. Nos rechaza o nos dejamos llevar por otras cosas, o terminamos arruinando todo porque no sé, porque simplemente ese es el destino del lado que la pasa mal. Y no tengo vergüenza en admitir que yo pertenezco a ese lado. No tengo vergüenza en admitir que hoy me estoy muriendo por estar así, por alguien. Propio del lado que la pasa mal. ¿Seré yo y mi eslogan de "nunca superar"?

Por los pasillos de miles de instituciones se corrió el rumor de que soy diferente, que pienso diferente. Que soy especial, que soy rara. Por ahí lo mio sea un caso único. Por ahí soy la única que se siente así. Tal vez soy la única que está muriéndose por no ser querida por alguien a quien se le quiere y mucho. Por ahí soy la única que leyó miles de libros acerca del amor y ninguno acerca de la indiferencia. Ninguno acerca de la superación. Por esa razón siempre intento ver el problema, ver cuándo empezó todo. Retrocedo en el tiempo buscando el momento en el que podría haber cambiado, podría haber sido otra. Podría haber tomado el rumbo de a los que le van bien. Podría. Y en eso caigo. En imaginarme toda una vida distinta. En ser otra. En no ser yo. Y es que por ahí le problema sea yo y mi negatividad el que me enfrasca en a los que nos va mal. Por ahí soy yo que cayó en eso y no tiene intención de salir, sino de berrinchear, victimizarse, hacerme la sufrida. 

No lo sé. No sé cuál es mi problema. Solo sé que hoy estoy mágicamente perdida, mágicamente necia a cambiar. Soy un desastre, un mamarracho en una hoja de papel. Tengo la mente tan perdida y los sentimientos tan encontrados que me aferro a lo que podría o no ser.

9/05/2016

- Olvidar y superar, un panorama difícil de realizar

 

Pensé que había olvidado y superado todo, pensé que podía empezar de nuevo pero no. Pensé mal. Muy mal. Demasiado mal. Y puede que el mirar cosas que no debo mirar es lo que me tiró abajo esta vez. Esta vez y siempre. Pero no puedo evitarlo. No sé cómo poder superar, cómo poder olvidar... No lo sé. Nunca aprendí. Cada rincón de mi vida esconde un fracaso que siempre intento ignorar pero siempre, de alguna u otra forma, siempre termino viendo. Siempre termino dándole importancia.

Primero fue Nicolás, a quien yo apodo "Pibito". Me escondo detrás suyo para no acordarme del fracaso más grande de mi vida: Ian, "Expibito". Y aunque Nicolás es un fracaso en mi vida, esconde un recuerdo más "feliz". O lo hacía hasta ahora. Siempre me la paso stalkeándolo, espiándolo, viendo sus fotos en instagram y leyendo sus tuits en tuiter. Escucho música y pienso en él; me imagino qué pudiera haber pasado y cómo. Pero hace unos días alguien me sacó de esa fantasía: su ex. Su ex que, como imaginaran, es muchísimo mejor que yo. Es una tarada, una completa tarada. Leerla me da vergüenza ajena en serio, pero se ve que ser tarada a ella le funciona. Mmm... qué pena que a mí no.

Fiorella se llama. Una vez sola había escuchado ese nombre. Una vecina de dos años menos que yo, rubia y de ojos claros (que ahora debe ser hermosa), que siempre me quitaba los juguetes y era bastante envidiosa. Yo me la pasaba peleando con ella, a veces hasta la agarraba de los pelos, y me parecía realmente insoportable. Ahora otra vez escucho ese nombre y lo más irónico es que la odio, pero ella nunca escuchó de mí. Y presiento que nunca escuchará mi nombre ni qué significo en la vida de Nico. Porque sé que para él yo no significo nada. Pero bueno, a pesar de eso trato de consolarme riéndome de ella y de su estupidez, de esas ganas locas de hacer de todo un cuento de hadas. Es que sí, es de esas chicas que prácticamente viven por y para tener novios, que cuando lo tienen flashean amor de su vida, que prácticamente si no tiene novio no tienen vida. Sí, de esas. Una total tarada. Todavía recuerdo una serie de comentarios en su fotos con su ex al estilo "Bajo la misma estrella". "¿Para siempre", "Para siempre". Já, ridícula.

Esta chica Fiorella debe ser importante en la vida de Pibito. Parece ser su primera novia, a quién conocía desde sus trece años, cuando ambos eran unos gordos pre-pubertos y él tenía un pelo beatle. Es raro porque parece que ambos, tanto Fiorella como Nicolás, parecen haber evolucionado desde sus trece años. Y yo me siento igual. Soy igual. Sigo siendo inmadura, estúpida, sigo midiendo lo mismo y viéndome igual. Sigo estando triste. Y sigo reclamando una psicóloga. A mis trece años la tuve, ahora no. Ahora tengo que esperar. Soy tan lo menos, lo sé. No sé cómo pude pensar que él me podía mirar para más que una noche. Es más, creo que la única razón por la que me miró esa noche fue porque estaba caliente y no había otra chica con la que estar. Y ahora que Fiorella le está volviendo a tirar onda (o eso parece), puede que yo esté el doble de triste que antes. Porque presiento que me va a doler, que me va a chocar. Presiento que voy a llorar por la noche una vez más. Es obvio que estos dos van a terminar juntos. A Fiorella le gusta Ciro y Los piojos, como a Pibito. Le gusta el rock. Para él, ella tiene mejor gusto musical y es más mente abierta, y yo soy la nada misma.

"No, Marian, te estás haciendo la cabeza. Estás montandote una escena en tu cabeza, una escena que nunca pasó y que nunca pasará". Bien. Pero entonces ¿por qué hasta el año pasado no le daba ni cabida y ahora empezaron a haber retuits y favoritos? ¿Por qué CARAJOS ELLA TUITEÓ ALGO Y DOS MEJORES AMIGOS LE DIERON FAV Y NICO TAMBIÉN? ¿POR QUÉ CARAJOS LA AMIGA LE DIJO "VAIA, VAIA"? La puta que lo parió, me da mucha bronca...

Stalkeándolo, stalkeando sus tuits, vi eso. Es de Julio, pero ahora lo descubrí y ahora estoy reaccionando porque estoy viendo como en Instagram Fiorrela le likea los fotos y él responde con la misma acción. "Che, Ingeniero, deja de colgarme y dame bola, beso". Una amiga suya le dio un fav y le comentó "vaia, vaia" y emojis pervertidos. Y un amigo de ella también le fav. Y Nico. Ah, adivinen qué está estudiando. INGENIERÍA. Así que nadie me diga que no fue dirigido a él porque lo fue. Sí que lo fue. Y me da bronca porque esa chica... es una estúpida. Parece que no puede vivir sin tener novio. Tuvo más novio que años esa chica. Tampoco soporto la idea de que que él tenga relaciones con ella como las tuvo conmigo. No soporto ese pensamiento. Y sé que debería dejar de pensar en eso que me pone mal pero no puedo. Desearía poder volver el tiempo atrás para ser otra, para empezar a ser esto que intento ser desde antes y poder llegar al momento en que Pibito se cruzó en mi vida para desmotrarle, para contarle qué soy y cómo soy. Y que por ahí me de bola.


Terminado el tema de Pibito, justo hoy volvió Expibito a mi mente. En realidad vino a mí el fin de semana, cuando me enteré que el viernes se va a Bariloche. Intenté sacarlo de mi mente, reemplazarlo. Intensifiqué mis pensamientos con Nicolás por más que él tampoco sea un recuerdo feliz, pero primero llorar por él que por Ian. Hace tiempo que no lo stalkeo en tuiter, de hecho borré su página y la de su novia de Chrome, y desde el celular lo tengo bloqueado por lo que no siento gana alguna de ver qué cosas pone, seguramente manijeando por su viaje. En Instagram también andaban las cosas bien hasta hoy. Hasta ayer, cuando vi que la página de su Promo estaba contando los días para el tan afamado viaje (el viaje que metió a Pibito a mi vida). Entonces no me pude resistir a entrar a su placa para poder entrar a su perfil y encontrar las cuatro fotos que tiene con su novia de nombre raro. Y eso me hizo sentir mal. No es un malestar como el que siempre tuve. Es un malestar distinto, no tan intenso. No tan plantado en mí. No sé si será el hecho de haberla visto en persona y llegar a la conclusión de que no es tan linda. No lo sé.

Esta semana es una semana dura. La semana siguiente también lo será. Tendré que resistirme tremendamente las ganas de stalkearlo, de ver sus fotos disfrutando de viaje. Y será tremendamente difícil porque aunque no quiera y haga todo para olvidarlo, en algún lado me llegan las fotos de sus amigos y amigas, de sus compañeros y compañeras. Y no quiero. No, no quiero.

El mes que viene es su fiesta de egresados. Quería ir pero a la vez no. No tengo ganas y tampoco con quién ir. Y sospecho que va a ser un fracaso. Pero bueno...

Mi vida hoy es... no sé, rara. Me siento tan bajoneada y fracasada. E intento ser distinta, pero no puedo. No puedo cambiar. Quiero hacer cosas distintas pero de verdad que no tengo la fuerza. Yo nunca me resigno de soltar. Yo no puedo superar.


"Olvidar"
Marina and the diamonds


A veces pienso que no soy tan fuerte,
pero hay una fuerza que me hace continuar.
Cansada de mi pequeño corazón hecho de hierro,
cansada de las heridas que nunca sanan.
(Nunca sanan).

Porque he vivido mi vida en deuda,
he gastado mi vida en profundo arrepentimiento.
Sí, he estado viviendo en rojo,
oh, porque no puedo perdonar y no puedo olvidar.
Olvidar.

Olvidar, olvidar, olvidar, olvidar.
No hay tiempo para arrepentirse.
Sí, es tiempo de olvidar.

Desde que puedo recordar,
la vida es una escala de inflexión
como un abaco con el que jugué
contando cada victoria y cada fallo.
Victoria y fallo.

Porque he vivido mi vida en deuda,
he gastado mi vida en profundo arrepentimiento.
Sí, he estado viviendo en rojo,
pero quiero perdonar y olvidar.

Olvidar, olvidar, olvidar, olvidar.
No hay tiempo para arrepentirse.
Sí, es tiempo...

de dejarlo ir.
Oh, nene, vos sabés
de lo que estoy hablando.
No tengo nada para perder y nada para probar.
Oh, nene, me estoy retirando.
Fuera. Me estoy retirando.

Sí, he estado bailando con el diablo.
Amo que él pretenda importarle.
Si alguna vez llegue hasta el cielo
cuando un millón de dólares te lleve allí.
Oh, todo el tiempo que he desperdiciado
persiguiendo conejos hacia un agujero.
Cuando nací para ser la tortuga,
fui hecha para caminar sola.

Olvídalo.
Olvídalo. 

Olvidar, olvidar, olvidar, olvidar.
No hay tiempo para arrepentirse. 

Voy a dejar el pasado atrás.
He tenido demasiado, estoy liberando.
No dejar de presionar, borrar, rebobinar
esa cadena de meditación que me siguió.
He apostado mi dinero
por primera vez en mi vida.
He cometido errores pero creo que
todo valió la pena
porque al final el camino es largo,
pero solo porque te hace fuerte.
Está lleno de picos y giros y vueltas.
Algunas veces tenés que aprender a olvidarlo.

9/01/2016

- "Limpia"



"Limpia"
Taylor Swift

La sequía fue lo peor
cuando las flores que habíamos plantado juntos murieron de sed.
Fueron meses y meses de idas y vueltas.
Estás en mí como un vestido manchado de vino que ya no puedo usar más.

Mi cabeza baja como si hubiese perdido la guerra,
y el cielo se volvió negro como una tormenta perfecta.

La lluvia comenzó a caer justo cuando me estaba ahogando, 
ahí fue cuando finalmente pude respirar.
Y en la mañana siguiente ya no quedaba rastro tuyo,
creo que finalmente estoy limpia.

No hubo nada más que hacer
cuando las mariposas se convirtieron en polvo que cubrió toda mi habitación.
Entonces hice un agujero en el techo
dejando que la inundación se llevara todas mis fotos tuyas.

El agua llenó mis pulmones,
grité muy fuerte pero nadie escuchó nada.

La lluvia comenzó a caer justo cuando me estaba ahogando,
ahí fue cuando finalmente pude respirar.
Y en la mañana siguiente ya no quedaba rastro tuyo,
creo que finalmente estoy limpia.
Creo que finalmente estoy limpia.
Dije que creo que finalmente estoy limpia.

Diez meses sobria, debo admitir.
Solo porque estés limpia no quiere decir que no lo extrañes.
Diez meses sobria, no me rendiré.
Ahora que estoy limpia, nunca lo arriesgaré.

La sequía fue lo peor
cuando las flores que plantamos juntos murieron de sed.

La lluvia comenzó a caer justo cuando me estaba ahogando,
ahí fue cuando finalmente pude respirar.
Y en la mañana siguiente ya no había rastro tuyo,
creo que finalmente estoy limpia.

La lluvia comenzó a caer justo cuando me estaba ahogando,
ahí fue cuando finalmente pude respirar.
Y en la mañana siguiente ya no quedaba rastro tuyo.
Creo que finalmente estoy limpia.
Finalmente limpia.
Creo que finalmente estoy limpia.
Creo que finalmente estoy limpia.



Ya no siento lo mismo que antes. ¿Me estaré limpiando?