7/02/2016

- Se repite la historia



Me veo igual que en dos mil catorce, cuando todavía no tenía muy en claro qué era lo que sentía. Hoy todo es bastante distinto. No totalmente distinto porque hay un punto en donde tengo cierta similitud a cuando tenía dieciséis años. Y es que otra vez Ian. Sí, ya debo cansar de dedicarle entradas a ese pelotudo. ¿Qué pasa ahora? Ian se volvió a poner de novio.

Antes que nada, creo que finalmente todo terminó. Terminé por bloquearlo de facebook, lo que significa que realmente todo concluyó. Cuando tenía celular, lo había bloqueado en todos lados menos por facebook porque tenía la esperanza de que él se arrepintiera, me diera una oportunidad y nada, todo lo demás. Pero no. Ahora ya no quiero eso. Ahora lo único que quiero es poder hacer mi vida, dejar de ser tan fracasada, dejar de estar triste y nada. Preocuparme por triunfar, no sé. Soy muy fracasada, lo sé. Ojalá que él sea feliz con su novia.

Recuerdo cuando me dijo que no quería nada con nadie. Supuestamente me quería. Supuestamente yo le importaba. Y hoy pone que no necesita nada ni a nadie más que a su novia, que por cierto no la conozco. Es estúpido que siga pensando en él, que siga queriendo que todo cambie. Me siento tan avergonzada por todo lo que pasó, por todo lo que le dije, por cómo soy. Lo único que deseo es que... no sé. Ya fue. Que le vaya bien con su novia, yo ya  no volveré jamás. Espero poder convertirme en lo que yo quiero, poder triunfar aunque sea una sola vez en mi vida, por ser lo que siempre quise ser. Me siento tan patética y tan fracasada. Nada me sale bien. Así que bueno, no sé. No tengo muchas ganas de escribir. Y es raro... Aunque alguna que otra vez tuve ganas de llorar, no aflojé. ¿Será que otra vez me estoy salteando el duelo necesario o realmente estoy perdiendo la cabeza? Porque por dentro estoy completamente rota...

No hay comentarios: