5/07/2016

- Como un diecisiete de octubre



El miércoles tuve una excursión con el colegio en el que estoy ahora. La idea la propuse yo el año pasado, pero la profesora no había encontrado turno. Se lo dieron para este año. Así que bueno, se nos dio. Casi que no voy porque me había olvidado de llevar la autorización, pero me dieron la oportunidad de llevarla a la tarde. Por aquel acto de bondad es que pude ir y revivir recuerdos. Toda mi situación es rara.

Al llegar, recordé perfectamente aquel día. Cada rincón, cada espacio verde, todo se parecía a aquel diecisiete de octubre que tan lejos quedó. Hace cinco años... cinco años. CINCO AÑOS pasaron desde que fui a Abremate con mi anterior colegio, con mi primer amor. Con Leandro, el hombre del que me enamoré. Con el que viví cosas tan... lindas y que en su momento fueron mi pilar en aquel entonces. Las cosas tan lindas... tan tiernas que viví. Con él. Como cuando le dijo a Clara "se nota que no me quiere al lado suyo" y ella le respondió "así es mi Marian". Y fue tan...

Hubieron experimentos que también hice ese día. Recordé todos. Hace mucho que no recordaba aquel diecisiete de octubre de dos mil once. Eso me hizo darme cuenta de el tiempo que pasó.

A la vuelta tomamos el ciento sesenta. Es el colectivo que también pasa por el colegio a donde iba Nico. Eso me hizo pensar en casualidad. Justo pierdo la virginidad con un chico de Lanús y encima mellizo. Es que prácticamente estuvimos toda la vida en el mismo lugar, tan cerca y tan lejos a la vez. De hecho su colegio compartió la "Última fiesta del año" con MiClub con el colegio al que yo iba...  Una casualidad.

No hay comentarios: