12/30/2015

- 2015



Ya se termina el año y no sé si voy a poder escribir mañana, así que escribo mientras pueda.

Técnicamente no hay mucho para decir más que lo obvio. Se pasó rapidísimo el año. Todavía mi mente sigue en Córdoba, en enero de este año, haciéndome mala sangre porque todos mis compañeros estaban por disfrutar el último año y yo... matandome por haber repetido. Estaba trastornada porque mi mamá estaba embarazada y no sabía qué hacer para sentirme bien.

Pero hoy todo es distinto al año pasado. Todo cambió de cierta forma. Ya mis compañeros se egresaron, ya pasó el viaje a Bariloche, ya dejé muchas cosas atrás y todo cambió. Yo creo que también cambié, pero no de la forma que esperaba. A estas alturas, el año pasado, me proponía un cambio abismal en mi personalidad, en mi aspecto físico y esas cosas. No llegué a concretar ese cambio. Hoy en día estoy peleada con la mayoría de mis amigas que conocí en el dos mil catorce, amigas que yo pensé que durarían más.

En febrero del dos mil catorce, cuando repetí, mi profesora Hiertz me dijo "¿Cuál es el problema de repetir? ¿Que en vez de terminar la secundaria en un año, la terminas en dos?". Y después de repetir, decía que ese dos mil dieciséis estaba lejos. Hace tres años atrás, decía que en dos mil dieciséis yo ya habría terminado la secundaria y estaría viviendo sola, con dieciocho años viviría mi vida al máximo y sería feliz. Nada fue así. Repetí y hoy estamos a dos días de empezar el dos mil dieciséis. Todavía no terminé la secundaria, no vivo sola, estoy por cumplir dieciocho años y me sigo sintiendo tan fracasada como hace dos años atrás. Y por este año que se está yendo es que ya no hago más promesas. Ya no me comprometo a cambiar concretamente en algún punto, porque cuando me comprometí, cuando prometí, hacerlo todo fue desastroso. Puse a más gente en mi contra. Así que hoy me quedo quieta y que pase lo que tenga que pasar.

Creo que terminé el año peor de lo que empecé. Pero bueno. Todavía sigo remandola. Conocí a gente por las que valió la pena este año, pero pasaron muchas otras cosas que no...

Solo espero que el año que se aproxima venga con muchas buenas personas y buenas cosas, y que traiga una nueva Mariana. ¡Feliz año!

No hay comentarios: