10/26/2015

- Nunca



Nunca me cuidaste. Nunca me quisiste a tu lado. Nunca te fijaste en mí. Nunca me retuviste.

Tus palabras no eran para mí. Nunca me dedicaste una canción. Nunca me dedicaste algún sueño. Nunca pensaste en mí antes de dormir. Nunca pensaste en mis palabras. Nunca me dijiste un "te quiero" ni me respondiste un "Yo también". Nunca me explicaste tus sentimientos porque tus sentimientos nunca existieron.

¿Qué puedo decir a estas alturas? ¿Qué puedo pedir? Si nunca me dijiste "veámonos", pero tampoco me dijiste un "No te quiero ver". ¿Cómo reaccionar si nunca me dijiste "Quedate" ni tampoco un "Andate"? Nunca me viste como una opción. Nunca me viste como una mujer. Nunca me viste como una compañera. Nunca me viste como una amiga.

Yo ahora me siento mal. En parte fue mi culpa porque yo tampoco dije "Nunca". No dije "Nunca más me vas a tratar así". Nunca te detuve. Nunca me resistí. Nunca preferí ver la realidad. Nunca me quise alejar. Nunca pude ser fuerte frente a vos porque te quiero y porque me importás. Pero nunca quise dejar de ser un juego y eso se reflejó. Ahora es tarde para pedirte más.

Pero vos... vos nunca vas a decir que sí o que no. Nunca vas a dejar de balbucear y yo nunca voy a terminar de aclararme. Nunca vamos a dejar de ser esto que somos porque nunca nos vamos a decidir de una vez por todas a decir "siempre". Nunca me quisiste y nunca lo admitiste. Nunca.

Nunca digas nunca. Nunca digas siempre. Y nunca digas un "te quiero" si nunca vas a recibir una respuesta. Eso aprendí de vos. Y nunca lo voy a olvidar. Porque siempre... siempre me lastimás.

No hay comentarios: