9/14/2015

- Nerviosismo, con N de no sé




No sé lo que me está pasando últimamente. Me siento triste, con ganas de llorar. Extrañando. Seguramente me esté por venir y yo lo exagero. O tal vez no encuentro explicación a lo que siento. Tal vez ya sé la respuesta, pero no quiero admitirla. Tal vez tenga que cambiar mi actitud...

Comencé a fumar otra vez. No había fumado desde enero. Pero bueno. Descubrí algo muy interesante: me agarran períodos de nerviosismo en donde un cigarrillo me salva. Unos cuantos. Y después lo dejo. Oh. ¿Y por qué estoy así? No sé.

Me está yendo mal en todos lados. Me noto diferente, rara, y no sé por qué. No sé. No sé nada. Me siento tan inútil. No sé absolutamente nada; no tengo ni plata para escabiar. Quince pesos un paquete de diez cigarrillos. ¡Qué disparate, loco! Bueno. No sé.

No sé qué agregar. Me siento más cansada de la vida, más cansada de mi día, más cansada de todo y de todos. No sé por qué. Todos me tienen harta. Me siento enojada con todos. Con todos. Cada vez tengo más bronca con las personas a las que antes ya les tenía bronca, pero necesito un abrazo de vez en cuando. Y sabemos de quién necesito ese abrazo.

Nico.

Cambió su foto de perfil en Whatsapp. No puedo ver su última conexión, tampoco si está en línea. No me bloqueó, pero tampoco me tiene agendada. Cambio mi foto de perfil para que él me vea, para que me conozca, pero no la mira. Estoy segura.

Ncesito cambiar. Necesito hacerlo. Quiero ser más perra, puta. Necesito serlo. Necesito olvidarme de Nico. Y si estoy con otro, olvidarme de ese otro con otro más. Y ese otro más también. Porque así funciona la cosa en esta vida. Hasta que llegue alguien que me enamore, que también me ame y pueda ser feliz. Así lo necesito. Pero cómo. Todo sería más fácil si yo fuera linda. Todo se solucionaría así, aunque digan que no. Es que a mí me gusta que las cosas lleguen a mí, no ir por las cosas. Conozco a gente que no es tan linda, pero tiene más relaciones en un mes que las que yo tuve en cinco años. La actitud lo cambia todo.

Sí, la actitud.

No hay comentarios: