1/26/2015

- Olor



Recién volví del Disco con mi tía. Estábamos buscando cosas para comprar y además, buscábamos una linterna porque hoy iríamos a la cruz (cuyo plan se canceló al venirse una tormenta tremenda). El calor sigue y yo me siento re cansada, pero ese no es el punto. El punto es que... bueno, nada. En una sección de lavandería, encontré perfumes para ropa. De curiosa que soy y además porque quiero comprar uno, me puse el violeta en la mi mano. Reconocí ese aroma. Me hizo acordar al dos mil once. Y ya no digo que allí mi vida era perfecta porque ahora lo que se avecina es bueno, lo sé. Solamente que me agarró nostalgia, pero no ganas de volver.

No hay comentarios: