10/24/2014

- Think about it.



Por alguna extraña razón, hoy en Educación Física pensé en él. Pensé en él de una forma que hasta ahora no había pensado nunca (creo). Inclusive cuando la profesora nos dio un ejercicio de relajación en un bosque y con una persona me lo imaginé a él acompañandome. Es por eso que escribo esta entrada, sin tener una idea clara de lo que va a tratar. Ojalá entienda el propósito de ello cuando termine de escribir. Ojalá.

Y sí. Estoy hablando de Ian. Ese pelotudo que creo que tiene novia, y no sé por qué. Nunca en mi vida había pensado que las personas buenas están con las personas equivocadas, no obstante eso es lo que pienso yo ahora. Creo que a ese chico lo lastimaron mucho y me gustaría sanar ese dolor que tiene adentro. Es que yo puedo ver lo que siente por dentro, lo que no demuestra. Yo siento que no es feliz, pero siempre lo terminan lastimando. Me gustaría no lastimarlo, me gustaría abrazarlo, besarlo. Me gustaría que supiera que conmigo las cosas no serían como con las otras, que podemos funcionar. Que con nosotros las cosas irían mejor.

Una pregunta nueva surgió en mí hace poco. Nunca me lo había propuesto, nunca se me había ocurrido. Creo que esto surgió porque me estuve imaginando mucho con él. Me pregunté si lo que realmente quiero es que ande atrás mío para poder histeriquearlo o quererlo de verdad. No sé si es tan así, no sé. Nunca lo tuve face to face, nunca lo besé ni abracé. Creo que se avergüenza de mí. Igual, no sé. Iba a escribir tantas cosas que ahora me olvidé de todas ellas. (Me corté por él, no me olvido de eso).

Ah, sí. Creo que me acordé. Bueno, mmm... A menudo me imagino muchas cosas con él. Me imagino qué hubiese pasado si no hubiera repetido. Con él. Este año tenía muchas ocasiones para estar con él: la explicación de la obra en cuarto, la exposición de las agencias y hasta la obra en sí. También estaba el último año, el viaje a BRC y la fiesta de egresados del año que viene. Otra razón más para lamentar haber repetido. Y podía haber espiado qué cosas estaría haciendo la estúpida esa de María. Y tampoco me importaría tanto como me importa ahora. Sí, repetir fue un gran error del cual me arrepiento más de lo que mi cuerpo aguanta.

Otro tema que ronda en mi mente es el tema de Melina y su bebé. Creo que no lo conté, creo que no lo hice. Sí, creo que no lo hice. Así que supongo que lo voy a contar ahora.

Esto fue así. Hace apróximadamente tres semanas, un miércoles, fui a depilarme a la casa de mi tía en Longchamps. Ella se sabe todo de todos, eso era sabido. Tenía que ir al cumpleaños, por eso tanta urgencia. En fin. Cuando llegué, me encontré con "La Stefy", una vecina nuestra que tuvo un hijo. Esa vecina era compañera de la hermana de Melina, ex-enamorada de Ian y con quién él tuvo su primera vez. Cuando se fue, nos quedamos hablando con mi tía sobre la juventud de hoy en día y esas cosas. Entonces dijo "Sabes quién aborto?". No sabía, pero después dijo "Viste tu compañera?" y yo asentí. Se me vino a la mente todo, pues ahora entendía todo. O creía entenderlo. Entonces le conté toda la historia de la hermana de Melina, que había abortado y por eso es que hubo quilombo con ella (mi tía creo que es la que causó el problema). Le expliqué toda la situación, hasta le di opiniones, para que me dijera "No, yo estoy hablando con tu compañera". Yo no lo entendía. Pero después lo entendí menos. "Melina? En serio?" pregunté realmente asombrada. "Sí, ella, la que iba con vos. Y parece que el padre es Del Prado". Y sí, no entendí menos.

Sé que nada está asegurado. Si hubiera sido la amiga de Melina, o por lo menos me hubiera hablado con ella, le preguntaría. Pero no puedo. Todo concuerda. Mi tía me dijo eso y se me cayó el mundo por completo. Fue inevitable no pensar en Ian y quedarme boquiabierta mientras se me aparecía su carita. No, más infelicidad para él. En realidad, no sé hasta qué punto. Él me dijo que le tenía más miedo a un bebé que a una enfermedad de transmisión sexual. No piensa bien, lo sé. Pero bueno. Le conté esto a Marina y me dijo que no creía que el bebé fuera de él, pero para mí sí. Melina no está con nadie del colegio del prado desde hace mucho. Los únicos recientes fueron Renzo e Ian, y con Ian cojió a principio de año, justo cuando fue el supuesto aborto. No lo sé.

Cambió su foto de whatsapp. Su foto de ahora me da una ternura. Está él con una nena, creo que es su primita. Supongo. Ojalá. No quiero que esté con María, no quiero que él crea que esté mejor estando de novio con ella porque no lo está! Estaría mejor conmigo porque yo soy capaz de entenderlo.

En fin. Creo que a principio de año voy a empezar una dieta ana. Me siento re mal con mi cuerpo; me las tengo que ingeniar para que mis papis no se enteren. Durante esta semana estuve rechazando comida y me salteo el almuerzo. Eso me pone feliz porque antes no podía hacer eso. Cuando empiece la dieta, me será más fácil si estoy motivada. Supongo. Me tengo que comprar ropa, maquillaje, arreglar el pelo y esas cosas porque quiero empezar a salir más (de hecho, creo que vamos a ir a las fiestas de egresados). Y bueno, además quiero que cuando regrese al prado en una visita e Ian me mire, se asombre y le guste por mi estilo de vestir y de ser. En fin.

La entrada pasada le había dedicado una canción a Leandro que se llama Without you de Lana Del Rey. Esa canción define lo que me pasa con él. Ahora voy a escribir una canción de Marina and the diamonds que define lo que me está pasando con Ian. Es exactamente -o se acerca demasiado- a cómo son las cosas con él.

Starring Role - Marina and the diamonds.

Es difícil abrazarte, también hablarte
y nunca puedo dormir, cuando estás en mi cama
todo lo que me das es un latido.
Me he convertido en una estatua
y eso me hace sentir mal
porque la única vez que te abres a mí es cuando nos desvestimos.
No me amas, maldito gran problema.
Yo nunca te diré cómo me siento.
No me amas, no es gran cosa.
Yo nunca te diré cómo me siento.

Casi se siente como una broma interpretar un personaje
cuando no eres el papel protagónico en el corazón de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagónico.

A veces te ignoro, entonces me siento en control
porque de verdad te adoro y no puedo dejarte solo.
Harta de las fantasías que cubren lo que está mal.
Vamos, nene, solo emborrachémonos. Olvidemos que no funcionamos.

Eres como mi mama, se llevarían bien.
Envio mis cordiales saludos desde el infierno.

Casi se siente como una broma interpretar un persona,
cuando no eres el papel protagónico en el corazón de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagponico.

Nunca me fue bien en el amor, nunca tuve un corazón al que agregar
porque desde antes que empezara, yo sabía cómo iba a terminar.
Sí, yo espero que te abras y te entregues a mí.
Pero no importa, yo nunca te dejaré libre..
Sí, nunca te dejaré libre.

Casi se siente como una broma interpretar un personaje
cuando no eres el papel protagónico en la vida de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagónico.
El papel protagónico.


No hay comentarios: