7/20/2014

- Jaja y a las viejas carreteras por donde siempre anduve



¿Qué es lo primero que me está pasando? Ian. Sí, Ian. Dejé de hablarle por hacerme la enojada, sabiendo que tarde o temprano él no se resisitiría y me mandaría un mensaje, entonces comenzaríamos a hablar. Y así sucedió. Tal cual. Y de esto pude aprender que no es tonto. Primero arranca siendo dulce, haciendose el amigo, y después termina pidiendome fotos. Pero esta vez no me voy a dejar chamuyar. Esta vez voy a buscar en lo que yo quiero, lo que yo deseo.

Varias palabras que dijo me alagaron, pero otras me hicieron morir de celos. Desearía que él pudiera ser de otra forma, de otra manera. Que pudiera estar más cerca de mí. Lo desearía. Pero bueno. Sé que es medio imposible, y realmente mucho no me importa. Por eso espero preocuparme más por mí, por muchas cosas que quiero mejorar en todos los aspectos, e ignorarlo. Ignorar las cosas que hace, las cosas que dicen. Debería hablarle cortante. Debería hablarle preciso y hasta ahí no más.Lo debería hacer. Es que es muy difícil hacerlo. Cuando quiere es super gracioso, eso me hace quedarme hablando con él. Las cosas que dice... cómo las dice... me hacen reír. Y yo adoro que un chabón me haga reír así como él lo hace.  No obstante, tengo que entender que a ese tarado yo no le intereso y que él solo busca más de lo mismo.

En estos momentos desearía poder hablar con Alan aunque sea un momento. Verlo otra vez, hablar con él, mirarlo sin ningún tipo de límite o de presión... Tengo miedo. Sin querer le puse favorito a un retweet suyo. No quiero que se entere que lo stalkeo a más no poder. No quiero. Me va a tener como una acosadora, y de más está decir que no quiero que me vea así. Y aunque tenga vergüenza de aparecer frente a él, quiero cruzarmelo una vez más.

Así que sí. Estoy volviendo a viejos hábitos. Estoy recorriendo caminos que ya recorrí, andando por carreteras por las que ya anduve. Estoy tratando de que encontrarme, tratando de cambiar, pero siempre hago lo mismo. Por eso voy a ver qué resultados saco de esto, ir más lento. Recordar por qué lo hacía. Quiero ser libre. Me imagino manejando un auto con música a todo volumen, viendo el amanecer o el atardecer, viajando sola o acompañada por amigos. Música y más música. Eso quiero. Diversión.

Así que veré de lo que saco de esto...

7/06/2014

- Nuevos caminos para encontrar lo perdido.



Sé que hace tres días escribí por última vez. Es raro que ya de pronto esté descargandome nuevamente en este lugar, pero en algún lado tengo que escribirlo. No sé hasta qué punto podré escribir y liberarme, pero en serio que me ayuda. Voy a tratar de explicar lo que pueda sobre esto que me viene pasando.

Soy plenamente consciente de que necesito a mi psicóloga, pero ahora que he encontrado nuevos caminos para descargarme, no sé si quiero. Ian está nuevamente instalado en mi cabeza, y esta vez por "descubrir" algo sobre él que hace que le tenga... ¿pena? ¿Cariño? No sé, pero algo le tengo gracias a eso que descubrí. Ahora hay que pensar, ver si las cosas son reales o no. No voy a preguntarselo, me lo voy a llevar hasta la tumba, porque si no, se va a dar cuenta que lo estoy stalkeando y supongo que se sentirá especial.

Bien. Ayer tuve una sensación rara. Una sensación que jamás había tenido, aunque pensé en ella. Era como si después de leerlo, mi muñeca picara... y mucho. Como si me molestara algo. Y al "hacerlo" me sentí feliz. Mucho mejor. Sonreí, me reí. Me sentí capaz de hacer a cualquier cosa. Y ahora me creo capaz de llevar a cabo lo que quería volver a hacer: volver a mis rutinas de alimentación. Poder ser lo que yo quiero. El tema es que tengo que encontrar maneras de ocultarlo. El miércoles voy a salir con amigos y no sé cómo podría ocultar lo que realmente está pasando. Tengo miedo de no poder controlarlo, pero eso no me impide no volver a hacerlo. Y agradezco estar sola hasta la seis de la tarde. Lo agradezco con todo mi corazón porque así puedo hacer lo que yo quiera.

¿Qué más tengo para decir? Pues... no sé... Estoy tratando de cambiar, de encontrarme. Este reciente sentimiento que tengo con Ian es algo nuevo. Es como si lo que hago lo hiciera por él, pero él no me importa (¿O sí?). No sé si me importa, pero yo sé que a él yo no le importo y que no le voy a importar por nada del mundo. Solo somos dos conocidos, solo eso. No me gusta eso porque siento que él es, en cierta forma, una persona especial. Desearía que confiara en mí de otra manera y que me hablara de cosas más personales, no solo sexo, sexo y sexo. Quiero que yo le guste a él, que me tenga confianza, que no coquetee con cualquier mina. Es raro, pero cada vez que entro a su muro de facebook y veo la publicación que le hicieron sobre métodos anticonceptivos, siento vergüenza. Pena que no podamos ser algo, pena que no pueda entrar en su mente y saber lo que piensa o siente. Pena que no puede confiar en mí o verme de otra manera, o saber que yo también puedo entenderlo porque en cierta forma sentimos lo mismo. Pena que no pueda sacarse eso que tiene y dejar un poco la joda que tiene, dejar de hablar en broma y dejar de ser tan forro. ¿Lo hicieron así? ¿O qué...? No sé, pero a medida que mi vida pasa, me doy cuenta que sí parezco salida de Skins, o tal vez me estoy convirtiendo en alguien de esa serie. En fin. No sé.

Espero que la mañana de mañana pase rápida para volver a hacerlo. Quiero que el miércoles pase rápido porque no quiero que nadie esté en casa, molestandome. Mañana llegaré a más, ya nos erá tan superficial. Mañana trataré de poder hacerlo más profundo. No quiero dejar cicatrices, no quiero que mis papás lo sepan, no quiero que nadie más lo sepa a menos que tengan una especie de consuelo. Solo quiero que él lo sepa. Y no hablo de Leandro, porque ya no sigo en el colegio. Si siguiera en el colegio, me hubiese encantado que Leandro lo viera, que supiera y se preocupara. Pero ya no estoy más allí. Quiero volver, pero no en el lugar en que estoy ahora, sino en el lugar que estaba antes, hasta el año pasado. Desearía poder volver al pasado y poder arreglar las estupideces que hice y por las que mi futuro quedó destruido, llevándose a la destrucción mis sueños y mis planificaciones también. Pero no sé si las cosas hubieran sido así de haber seguido en el Prado.

En fin. El miércoles Argentina juega la semifinales del Mundial 2014 con Holanda. Espero que le gane y así pasar hasta la final, y espero que gane la final así ganamos el Mundial. ¡Me encantaría! En parte, eso me pone feliz. No obstante, creo que estoy volviendo con mi depresión.

Espero seguir con mi rutina.

7/03/2014

- Sweet sixteen...



Antes de empezar a escribir esta entrada, tengo que decir que me siento muy a gusto con la música que le puse el blog. Me encanta porque son covers en piano de canciones de La Oreja de Van Gogh. Excepto la última, que no es en piano, sino uno instrumental. En fin.

La frase del título hace referencia a una canción de Lana Del Rey (This is what make us girls). La canción habla sobre una amistad rota por los chicos. Esta canción tiene algo que me enamora, algo que hace que la escuche todo el tiempo. Me encanta demasiado. No sé si es porque me siento identificada en algún punto con ella, no lo sé. Solo sé que me encanta y me encanta la letra.

Esta canción tiene una parte en la que dice "Dulces dieciséis". Yo tengo dieciséis. Y no es que estoy presumiendo mi edad, no. Me hace pensar. No sé por qué, solo sé que me hace sentir mal cada vez que veo como todos crecen. Yo quiero llegar a tener dieciocho para todas las cosas que quiero hacer. Ser mayor y eso. Pero ya... no sé. Es raro. De que retí que mi edad pasó a ser nada más que un número. No me siento bien con esta situación, de hecho hace unos días me dieron ganas de volver. La misma melancolía que me agarra siempre. Las mismas preguntas de qué pasaría si yo estuviera allí. Sigo extrañando mi uniforme, sigo extrañandolo a él, sigo... siendo tan pelotuda de querer volver.

Hace poco me enteré que mi ex mejor amiga, esa pelotuda sin códigos, se unió al grupo de Mistral. Las chicas "populares" del grado, por así decirlo. No tengo nada para decir, realmente no me interesa. Aunque debo admitirlo: me hace pensar. Bien por ella, porque se notaba que quería tener esa vida de chica popular en donde salen a bailar y tienen pelo lacio, y todos los chicos están atrás de ella y todo lo que sigue. Pobre cuando se de cuenta que su personalidad no encaja allí y que los chicos le van a dar pelota a las demás chicas, pero van a seguir maltratandola por cómo es. Es raro verla allí. Es como que sería una integrante más de las plásticas, de la pelicula de Lindsay Lohan.

Por otra parte, empecé a volver a hablar con Ian. Creo que está todo bien entre nosotros. Creo que está todo maravilloso... por ahora. Y con Mariano también hablé ayer. Me quiso tirar onda, pero lo boludeé. Solo sé que me gustaría tener a AGM. Me gustaría que me invitara al cine para ver "Bajo la misma estrella", que me hablara tierno, que me besara. Lo nombro a él porque es lo más cercano que tengo, a lo único que me aferro. Odio decir que todavía no olvidé a Lean. Odio decir eso porque es todo tan complicado. Odio hablar de él una y otra vez, y volver siempre a lo mismo. Pero mientras escucho el instrumental de "Día cero" no puedo dejar de recordarlo. Dejar de recordar mitad y final del dosmil doce. No estaban las cosas bien, pero mejor que ahora estaban.

Con respecto al boludo ese, sigo imaginando el momento en que nos vamos a cruzar. Me sigo imaginando que vamos a cruzar miradas, a mirarnos intensamente, a no decir ni una palabra. Me sigo imaginando que se va a poner nervioso, a sorprender por tenerme allí, a comportar de una manera especial. Me sigo imaginando que todavía no me olvidó. Eso es lo que me imagino...

¿Qué más tengo para decir? Bueno... no sé... Hay un chico nuevo en mi vida. No es realmente especial, supongo. Tampoco sé si lo será en algún momento. Pero me confundo. Trato de no pensar en eso, pero a veces me hace sentir hasta incómoda. Y eso hace que me pregunte si en realidad no lo estoy confundiendo yo a él. ¿Será que de verdad siente algo por mí? ¿O solamente me quiere como amiga...? No sé, Es todo confuso... supongo. Lo mejor es no pensar en ello y dejarlo fluir... como un río... supongo.

Y bueno. Supongo que esto es lo que pasa en mis "dulces" dieciseis... Muy dulces por lo que veo...