4/03/2014

- Odio extrañar...

Exacto. Estoy algo rara. Me siento mal en cierta forma. Desearía poder tenerlo junto a mí, aunque sea lo que menos me "guste". En realidad, no sé cómo llamarlo. Quiero decir... Quiero que me abrace, que me bese, que me mime, que me cuide. Quiero todas esas cosas, pero nunca las voy a tener. Y sé que si pasa voy a sentirme incómoda. No me preocupo, sé que jamás a a pasar algo así.

Desde que pasó lo que pasó, se me ocurrió miles de veces. Ir al colegio y verlo, poder mirarlo con
mis miradas. Y que él me mime con sus miradas, porque sé que yo llamaría su atención si me aparezco en su frente. Pero ahora... Ahora no me siento bien como para ir y poder mirarlo a la cara. Tengo vergüenza. Vergüenza de que nos volvamos a ver. No sé que voy a hacer porque tengo ganas de volver a aparecerme frente a él y tener algún contacto. Ahora siento que me muero si lo miro y, peor, si le hablo.

Cada vez que me dicen que él habla y coquetea con otras chicas, me suben los celos. Odio esto porque yo todavía estoy enamorada de él. Y ahora no me siento confiada. Ahora aparecen preguntas que jamás voy a poder saber las respuestas. Ahora me vienen los recuerdos, los pensamientos. Me tiran abajo una y otra vez, además de que estoy tan shockeada, que aún no caigo que repetí. Aún no caigo de todo lo que está pasando. Desearía poder tener alguna señal, alguna muestra de cariño que me devuelva aquella confianza.

No sé qué decir al respecto. No sé qué sentir sobre lo que vivo ahora. Tengo ganas de morirme, tengo ganas de tener una máquina del tiempo y poder revivir ciertas cosas. Desearìa tener una máquina del tiempo y poder arreglar unos cuantos errores. Se me vienen a la mente sus muestras de cariño, pero pierdo fe en esas muestras. Se me vienen a la mente todo lo que vivimos en este último tiempo. No sé qué opinar al respecto... Pero yo quiero que volvamos a revivir esos momentos. Desearía poder tener alguno de sus besos, algunos de sus abrazos...

Odio ponerme celosa. Odio estar celosa en todo momento y no poder quitarlo de mi mente. Odio decir "Desearía", pero es la verdad. Quisiera poder tener valor de decirle lo que siento, pero creo que no es importante. Creo que a él no le importa, le da igual lo que yo siento. Le da igual todo de mí. Duele saber que ya no me quiere y que tal vez nunca lo hizo. Odio eso. Odio extrañarlo cada día más...

No hay comentarios: