2/22/2014

-2014: época de cambios



Para ser sincera, pensé que este año iba a ser distinto, pero no de esta forma. Me imaginaba teniendo mi vida normal, pero siendo otra yo. Siendo distinta, diferente. Ahora me doy cuenta que no va a ser así, que muchas cosas van a cambiar. Todavía no cambio lo que pasó este último período de tiempo, esta semana. Pasaron tantas cosas que no sé como transitarlas. Quiero cambiar mis pensamientos, pero la depresión vuelve. No es una depresión común; son pocas veces las que lloro (es más, ahora casi ni lo hago), pero sigo pensando en todas las cosas que perdí... todas las cosas que pensaba que este año iba a tener. Nunca imaginé este final para mí, para nosotros.

Desde siempre fui muy resistente a los cambios, pero ahora estoy obligada a quererlos y aferrarme a ellos. Siento que mi vida se desmorona de a poco y que todas esas construcciones se me vienen para aplastarme. Siennto que nada tiene a la solución, pero que a la vez las cosas están solucionadas. No sé cómo hacer para sobrevivir a esta etapa. Desearía tener una máquina del tiempo y volver para arreglar todo, para poder hacer las cosas bien. Ahora no sé si mi personalidad pueda cambiar correctamente. No sé si voy a estar bien o voy a estar mal, no sé si voy a estar siquiera.

Le pedí una ayuda a Dios, pero en su momento no me la dio. ¿Esta nueva oportunidad será su obra? En todo caso, tengo la chance de hacerlo de nuevo, de no perder un año. Tal vez es una prueba. Si lo acepto, voy a tener que mostrar que aprendí la lección, se tiene que notar. Tal vez sí, es un regalo suyo. Después de todo, todos aquellos que sufrieron con lo mismo que yo quisieran tener esta oportunidad. Capacidad no me falta, así que... supongo que tengo la posibilidad de revertir mi error y volver a mi vida estática, pero no sé si voy a poder volver al Prado. No sé si le guste a mis papás o no.

Hoy mi mamá le dijo a mi papá sobre la posibilidad de no perder ni un año y seguir en el Prado. Se lo había contado mi tía, pero ahora no sé muy bien sobre ello. Dijo que lo hablaría con la chica que se lo contó, pero bueno. En todo caso, sería todo normal. Estaría con él de vuelta, lo vería. Cumpliría mi sueño de terminar el colegio como quise. Y eso. Bien, no sé qué más poner. Todavía sigo transitandolo.

No hay comentarios: