9/01/2012

- Agosto

Sé que el mes más esperado todavía ni se asomo, pero sigo en un asombro de que todo lo lindo lo haya vivido el año pasado. Ahora hay cosas lindas, de eso ni lo dudo, pero este año me vino todo lo duro, y ya no sé si soportarlo. Sus ideas cambiantes, sus sentimientos distantes y lo único que me queda de consuelo son los recuerdos. Así evito llorar, pero algún día tengo que despertar, volver a la realidad. Me asomo y lo veo a él cada vez más lejos. Estiro mi mano, pero no lo alcanzo. El tiempo se lo llevó.
Por otra parte, creo que estoy cambiando. No estoy mejorando, solo empeorando, al igual que mi relación con él. Sigo a la espera de algo que mejore mi vida, que mejore mi autoestima, que, simplemente, mejore. Pero nada será como el año pasado, por más que lo desee. Supe evadir ciertos temas, como su compromiso con la perra esa. Pude abrazarlo sin temor, pude hablarle con amor, pude superar ciertas vergüenzas, pero estoy perdida en una realidad incierta y diferente. Salgo afuera y siento que me mira toda la gente, sin embargo, él no está. Y es que justamente deseo estar en el año pasado, cuando él me miraba con amor, con dulzura, con ternura, y yo estaba allí para corresponderle.
Ahora, pienso que esto es una visión. Pregunto. ¿Qué sería de nosotros si fueramos pareja? Seguramente nos pelearíamos todos los días, pero lo superaríamos porque ambos nos queremos, solo que él se deja manipular por la simple edad que nos separa, entre otros obstaculos. Él no quiere intentarlo, siente que su vida tiene que tomar un rumbo, y prefiere hacerlo con alguien que esté al alcance. En cambio, yo solo quiero seguir mi vida con él, aferrarme a su amor y vivir con sus abrazos y besos toda mi vida. Él no piensa igual, por eso me muero de dolor, por eso prefiero morir y no querer vivir. Piensa en otra cosa, piensa en otra posibilidad. Y es que mi única debilidad es él. ¿Como hacerlo entrar en razón? ¿Como hacerle saber que yo solo lo necesito a él? Después, ¡Que al mundo le den!

Si te niegas a olvidar, las heridas serán eternas.

2 comentarios:

Jennifer Daiana dijo...

Me gusta muchísimo la onda de tu blog! Te sigo, espero que pases por el mío http://fallingasleepinyourarms.blogspot.com/ y nos escribamos más seguido. Un beso :)

MAY† dijo...

Mientras nosotros intentamos acercarnos ellos hacen todo lo posible para no darse cuenta. Cierta frase la del final pero antes hay que aprender a olvidar.