8/03/2012

- Reviviendo al pasado.

Volví de mi receso y lo ví allí, tan directo. Directo con su mirada, pero no con sus palabras. Al principio, las cosas estuvieron buenas y lindas, nos tratabamos con amor, cada vez que me decía algo, ese algo tenía ternura. Luego, comentarios hicieron desaparecer la dulzura. Comencé a odiarlo nuevamente, pero no sé si dejé de amarlo. Hoy tenía que rendir su materia, supongo que era la única, soy siempre la especial que se lleva matemática hasta el año siguiente, pero falté. Llovía y llovía, y yo solo pensaba en él, en lo hermoso que es.
Me encantan sus ojos verdes, pero su boca, que es linda, está llena de mentiras. Me miente, pretende que me lo crea, y me duele. Me duele que él no sea capaz de reconocer la verdad, aún cuando ella y yo ya lo sabemos. Me duele que tenga a otra mujer, que no la ame y que lo maltrate. Me duele que sea tan mujeriego, me duelen muchas cosas más de su personalidad, sin embargo fue ella la que hizo que me enamorara, esa personalidad tan amable. Y me encanta que haga obvio su favoritismo o su amor, o lo que sea, hacia mi. Me acuesto en la cama y pienso en él, preguntandome si será al revés, si tu me amas de verdad.
Pero compredí que haga lo que haga, diga lo que diga lo seguiré queriendo, aunque sea un mentiroso embustero...

+ Perdonenme por no entregar premios. Ando con Andrés y bue, ando cansada por eso. Hoy falté a la mesa de examen de matemática, SU mesa.

1 comentario:

agus; dijo...

Yo creo que deberías intentar valorarte un poco más a vos misma... Está bien, es verdad que no es fácil dejar de querer a alguien, pero una persona que miente no merece que alguien como vos sufra por ella, yo creo que deberías intentar sacar de tu cabeza a ese alguien, para no seguir pasándola mal por alguien que no lo vale.
Es mi opinión, puede que me equivoque...
Un beso enorme, y muchísima suerte con eso.
# I'll follow you into the dark.