5/02/2012

Evitar los problemas no es la solución -

Si, así es. Si, y perdonenme lo que me leen (si alguien tiene más tiempo de sobra para leer esta porquería). Cerré el blog unos días, unos ataques de locuras que se me da y blablabla. Pero, les contaré lo que pasa dentro de mi cabeza y en estos ultimos días, lo que hice o pasó o cosas así. El sábado fue mi cumpleaños. Listo, fin de la historia, no se habla más del tema.
Este es un tema que me preocupa mucho y sé que no voy a tener solución de parte de esto, pero tampoco la quiero. No quiero ayuda; no quiero que me digan ''Ay, estas bien así'' o no sé que cosa,  aunque valoro la intención, es buena y blablabla, pero quisiera una máquina extrareductora de grasa (si es que eso hay en mis muslos). Sepan que mis papas no leen esto (supongo) y por eso lo escribo abiertamente. No es que tenga alguna enfermedad de transtorno alimenticio, no me considero anorexica, pues como, no me considero bulimica, pues no vomito desde los cinco años, pero algunas veces me gustaría dejar de comer un poco y así poder bajar una grasita. No me gustan mis muslos, los veo muy gordos, pero me veo en el espejo, de lejos, y son flacos y la verdad que esto me sienta demasiado mal. No estoy conforme con mi cuerpo; quiero bajar de peso y varias personas personas me dicen que estoy más flaca que antes, aunque, debo admitirlo, comparado con antes, como menos. Y algunas veces veo a las anorexicas y digo ''quiero ser así'', pero... realmente quiero? No, creo que no. No me gustaría que se me vean todos los huesos, pero tampoco quiero ser una bola de fraile. No estoy conforme con mi cuerpo; quiero bajar de peso y, si bien no soy anorexica, me identifico mucho con ese mundo.
Digo, veo cosas de anorexicas, foros, blogs, fotos y me siento tocada, identificada. Tampoco me gustaría, pero tampoco quiero ser gorda. Muchas personas piensan que es porque no quiero que me digan gorda, que bajo de peso por lo que piensen los demás, pero en realidad  es para sentirme yo misma conforme con mi cuerpo.
En muchos aspectos lo odio. Como mis piernas, esas gruesas piernas. Muchas veces me miro al espejo y veo que estan flacas, pero... me arrimo más y estan gordas, dibujadas con un fibron grueso. No me gusta eso. Mis brazos estan gordos tambien, mi vientre, mi abdomen, Dios... no me gusta para nada mi cuerpo. Desearía poder ser como yo quisiera y no tener que cagarme de hambre, aunque nunca estuve cagada de hambre POSTA, siempre fueron ''a veces'' y comía, pero poco. Y esto no va a acabar hasta que YO me sienta conforme con mi cuerpo.

No hay comentarios: