2/09/2012

I kissed a girl and I liked it

Ok. Escribir una y otra vez la misma cosa. No me cansa, si me da miedo. Escondida en cuatro paredes, con la computadora entre las piernas, flotando en el aire. Así estoy. No veo la hora que pasen las mesas; se me vuelve una eternidad. Quisiera estar en marzo. Poder escribir con libertad. Hablando de las cuatro paredes que me rodea, ya me estoy encariñando con la laptop. Tal vez la usaré cuando todo esto termine.
Bien. Les digo, no tengo mucho tiempo, pero ya rinde por mi cuenta. Ya me preocupo yo por mis cosas. Me refiero al estudio. ¡Ay, Dios! Ya estoy hablando cualquier estupidez. Voy a resumir. El jueves (o por lo menos este) es incómodo... demasiado. Papá se quedó haciendo guardia del trabajo en casa desde la una de la madrugada hasta las seis de la mañana; me despertó a las nueve y media, se acostó en mi cama y se durmió. Se despertó y decidió trabajar desde casa. Estoy tratando de que las teclas no se escuchen. Bien, luego se despertó, fuimos a comprar tarta, comimos, lavé, hablé con mamá, me fui al baño y subí. Y aca tienen a Maar.
Ahora, otro tema. Sé que mucha gente piensa que estoy confiada porque me llevé ocho materias y rendí cuatro en diciembre y... lo demás. Pero la verdad es que no estoy confiada. ¿Saben porque piensan eso? Porque no se me mueve ni un pelo, pero por dentro... estoy a punto de un ataque. Sé que no parece, pero estoy haciendo el intento. Algunas veces me pongo a pensar y digo 'Estudiar es divertido' y estudio... cinco minutos. Creo que es la notebook quien me tienta, pero quedensen tranquilo que mi adicción a una pantalla y un teclado ya sé calmo. Creo.

No hay comentarios:

Bebidas