2/07/2012

- El agua bajando por mi piel

Relajarme a la balada de las olas, al sol sobre mi y mis pensamientos en mi cabeza...
Justo salí de bañarme. Esta entrada la pensé mientras el agua recorría mi piel (eso salió re poeta. No me gusta). Siempre me gusto caminar bajo la lluvia. En resumen, siempre me gusto el agua. Estar bajo de ella, ya sea en la ducha o por una tormenta, o en natación. Lo que nunca me gustó es tener que cambiarme cuando vine bajo la lluvia (y el barro también) o salir de la ducha toda mojada y tener que cambiarme. En sintesis, no me gusta cambiarme después de estar con el agua. Es lo que más odio. Muchas veces me relajo cuando estoy acostada en la pileta y floto... me encanta esa sensación de tranquilidad, donde no hay nadie molestando, en donde solo estoy yo.

No hay comentarios:

Bebidas