1/07/2012

Exhalación.

Cuando uno piensa que lo que tiene el otro es perfecto, dalo por seguro que no se así.
Hola. Perdonen no haber escrito ayer, lo que pasa es que me enganché con otra cosa y no pude conectarme al blog. Últimamente, me estan pasando cosas que ni yo entiendo. Cosas que, en el día, cuando ocurren, no me hacen daño, pero a la noche, estando en la cama, vuelco todo mi dolor en un llanto al que trato de esconder para no molestar. La depresión de nuevo me agarra y me hace presa de la duda y el malestar. Algunas veces quisiera ser feliz, como era antes. Suena algo proximo agarrar y llamarme depresiva e infeliz, es lo que siento. Por un lado, siento que papá le está dando más bola a Facu. Pienso que él siempre quiso un hijo varón y ahora que lo tiene, me tiene descuidada. Ya no se preocupa por los regalos que yo quiero, ni se preocupa en conocerme. Tal vez me equivoque, pero es así. También estuvo leyendo el fic que me gusta mucho y, cada vez que leo esa historia, mi corazón se enamora de Nicolas Cohen. Ustedes pensarán 'que estupidez'. Yo también lo pienso. Creo que me da ternura como él expresa su amor a Natalia; me llena de ternura. Creo que eso es la verdadera finalidad de tener novio: alguien que te protega, que te cuide, que te haga olvidar las cosas malas que te pasa a tu alrededor, las cosas que te hacen daño, que te sacan una lágrima. Esa personita especial la reemplaza por una sonrisa. Y la verdad me ENCANTARÍA tener alguien así, pero no sé. Ese es mi gran problema. Me siento una completa ignorante por no saber lo que pasa dentro de mi. Me hago una pregunta simple y no sé responderla. ¿Que es lo que quiero? No lo sé ¿Que es lo que me pasa? No lo sé. ¡No sé nada, carajo! Y me da bronca el verme y sentirme absurda por ser está tonta adolescente de 13 años que tiene una vida miserable, a las que todos, o por lo menos casi todos, la determinan 'perfecta'. Me di cuenta que no importa lo material, importa lo espiritual y no sé que me puede causar esta depresión, pero es lo que siento. Perdonen la mala onda, pero es así como me siento... y ya no se trata de un pequeño rato de inspiración, se trata de mí, de mi vida y de mis sentimientos. Tal vez plasmandolos en este blog me de cuenta que es lo que me pasa y me falta.

No hay comentarios:

Bebidas