11/03/2011

Mi princesa

De chiquita, quería ser una princesa. Se probaba vestidos hermosos, se peinaba como una. Cuando creció, pensó en lo que soñaba cuando era pequeña y retomó sus creencias, pero sin vestido ni peinado: quería un príncipe azul. Lo espero y lo espero, pero no llegó. Eran principes equivocados. Hasta que llegó el indicado y vivieron felices por siempre

Que linda pero falsa historia e.e Empezó Gran Hermano y hay un pibe re partible de 19 años xd

No hay comentarios:

Bebidas